Comunicación estratégica desde el 2004

18 Oct, 2022

Adultos mayores más fuertes y sanos tras retomar las clases presenciales de ejercicio físico

  • COOPESALUD R.L. promueve la actividad física en las comunidades y ejercitarse al menos 30 minutos al día.

Octubre, 2022. Vivir con dolor era tan normal como respirar para Betty Chacón; sin embargo, desde que un día empezó a hacer ejercicio su vida dio un giro para ella y su familia.

A sus 72 años, doña Betty asegura que los dolores han disminuido y con una sonrisa afirma que se siente una mujer joven desde que acude todos los viernes a las clases de ejercicios que imparte el Área de Salud de Pavas, administrada por COOPESALUD R.L., en su comunidad.

Tanto ella como quienes acuden a las clases que se imparten en las Áreas de Salud de Pavas y Desamparados 2, de COOPESALUD R.L., son testigos de los beneficios de retomar las clases presenciales de ejercicio físico tras la pandemia.

El ejercicio es importante para todos, y en especial para los adultos mayores, pues permite prevenir o retrasar muchos de los problemas de salud que pueden aparecer tras el paso de los años.

Las personas mayores suelen tener dificultades para realizar actividades de la vida diaria como levantarse de una silla, subir o bajar escaleras y esto se debe a una pobre capacidad física. Por lo tanto, la debilidad y la discapacidad son consecuencia, en gran medida, de la no utilización de los músculos y no precisamente por el envejecimiento, señala Alejandra Gómez, instructora física del Área de Salud de Pavas.

Gómez agrega que la actividad física permite al adulto mayor mejorar su calidad de vida, tener una mayor esperanza de vida saludable y un envejecimiento activo.  Sin dejar de mencionar que ahora al retomar las clases presenciales tras la pandemia pueden manejarse con autonomía, participar en distintas actividades, visitar amigos, familiares; así como utilizar los servicios y facilidades que se le ofrecen.

Asimismo, Kermy Mora, instructor físico del Área de Salud de Desamparados 2, asegura que los efectos del ejercicio son evidentes en la población que atiende, por ejemplo, en cuanto a movilidad, resistencia aeróbica y muscular, entre otros componentes claves para gozar de una buena salud.

Mora señala que esta población puede hacer caminatas, movimientos en el agua, bailar, utilizar la bicicleta estacionaria, entre otras actividades rítmicas con el objetivo de acumular al menos 150 minutos semanales de actividad física aeróbica de moderada intensidad.

Es importante, recalca Mora, incluir ejercicios de resistencia muscular al menos dos por semana; así como trabajo de flexibilidad mediante estiramientos.

El Área de Salud de Pavas tiene 9.147 adultos mayores adscritos mientras que el Área de Salud de Desamparados 2 suma 8.728, de los cuales fueron atendidos al menos una vez en la consulta 6.470, en Pavas, y 6.124 en Desamparados 2, el año pasado.

A continuación, los instructores Gómez y Mora, de Pavas y Desamparados 2, respectivamente, mencionan las principales ventajas de hacer ejercicio al menos 30 minutos al día:

  1. La composición corporal mejora con el entrenamiento de resistencia aeróbica y muscular disminuyendo la masa grasa. Asimismo, bajan los niveles de colesterol.
  2. El adulto mayor puede mejorar su fuerza muscular desde el 25% a más del 100% después de un programa de ejercicio. Este entrenamiento mejora la salud de los huesos, la calidad del músculo y sus estructuras, como tendones y fibras musculares.
  3. Reduce el riesgo de caídas, y las consecuencias que esto conlleva para la persona.
  4. Los ejercicios pueden reducir la pérdida de flexibilidad y mejorar la movilidad articular.
  5. El ejercicio físico es una oportunidad para socializar tanto con personas mayores como con otras generaciones.
  6. Mejora aspectos relacionados con la salud mental como autoestima, seguridad, autoconfianza, autocuidado y permite establecer nuevos lazos de amistad o redes de apoyo.

Por último, los instructores físicos recomiendan realizarse un chequeo médico antes de iniciar un programa de ejercicio y solicitar al médico la realización de un informe o dictamen para darlo a conocer al educador físico.  Además, de utilizar calzado adecuado para la práctica deportiva y ropa fresca y cómoda.

Lo importante es que cada persona se ejercite a su propio ritmo, evitando sobreesfuerzos o movimientos bruscos.  Sin olvidar tomar agua, antes, durante y después del ejercicio.

Las personas interesadas pueden acudir a las clases presenciales semanales de las Áreas de Salud de Pavas y Desamparados 2, administradas por COOPESALUD R.L. Tan solo deben comunicarse con la instructora Alejandra Gómez, de Pavas  agomezm@coopesalud.org o escribirle a Kermy Mora: nkmoram@coopesalud.org

Acerca de COOPESALUD R.L.

Inició la prestación de servicios el 30 de agosto de 1988, y desde entonces está comprometida en brindar servicios de salud con calidad. Atiende 25 Ebáis en el Áreas de Salud de Pavas y 23 en el Área de Salud de Desamparados 2.

Comparte este artículo con tus amigos: